Rechazan en Tepoztlán sembrar transgénicos

El Sol de Cuernavaca

23 de abril de 2013
Rodolfo Romero                                                                                                                          PDF

Tepoztlán, Morelos.- El campesinado tepozteco prepara sus tierras en la proximidad del ciclo agrícola primavera -verano, reiterando que hoy y siempre estarán por la defensa de la semilla criolla, pese a que los promotores de los transgénicos «no quieren respetar el principio de precaución, manipulan la información y emplean argumentos falsos e insensatos para que su semilla se cultive en tierra azteca, cuando bien se sabe, de dicha producción, los riesgos más graves se presentarán a largo plazo». 
Es por ello que, a través de representaciones campesinas en la entidad, sostienen que emplearán todos los recursos a su alcance en busca que se prohíba la siembra y la importación de maíz transgénico. Demandan el establecimiento de un nuevo marco legal sobre la seguridad biológica, que proteja la salud animal y humana de toda contaminación transgénica y respalde la diversidad biológica y cultural.

Como bien se sabe, Tepoztlán destaca por su importante producción de maíz, siendo los pueblos que más cultivan y conservan la semilla criolla, San Andrés de la Cal y Santa Catarina. Coincidiendo con los comuneros de Cherán, Michoacán, en la propuesta de realizar una campaña para impulsar la producción de semilla «original» en los campos de México, señalando que, al menos en la tierra de Zapata, el no a la siembra de transgénicos debe ser definitiva.

Dicha campaña se realiza bajo el lema «la defensa del maíz», y se ratificó en Michoacán, a través del señor Trinidad Ramírez, integrante del grupo indígena «Kéris» un integrante que este problema (siembra de maíz transgénico) ha perjudicado la salud de la población.

Ante esta problemática, comentó que, en el marco de la asamblea, propusieron que se lleve a cabo una campaña intensa para el cultivo de la semilla de maíz en la región, y «que sea en forma comunal, para, de esa manera, mantener la producción».

Trinidad Ramírez aseguró que no permitirán ya el ingreso de maíz transgénico a su población, porque «creemos que es importante la tradición que nosotros hemos mantenido como parte de la cultura, dentro de nuestra población, que es mantener las semillas criollas, que así las conocimos y no vamos a permitir el ingreso de semillas modificadas sino que vamos a impulsar el mantenimiento de todas nuestras semillas. Eco que se pretende dar en tierras morelenses.

abril 23, 2013

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *