Anula México decreto para la libre importación de maíz

Matilde Pérez U.

La Jornada

17 de diciembre de 2013

En los pasados dos años, los agricultores dejaron de ganar 237.5 millones de pesos por las importaciones libres de arancel de 950 mil toneladas de maíz blanco de Sudáfrica, por ello y ante la caída en más de 50 por ciento de los precios, el gobierno anuló el decreto vigente desde 2008 de libre importación del grano, así como de sorgo de países con los que México no tiene acuerdos comerciales, explicó Enrique Martínez y Martínez, secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Ahora, la prioridad es reordenar el mercado interno de siete productos básicos: maíz, sorgo, trigo, azúcar, frijol, huevo y pollo, así como mejorar los ingresos de los productores y los precios al consumidor, asentó en conferencia de prensa. Por ello, se trabajará con mayor armonía y de manera coordinada con diversas instituciones, entre ellas la Secretaría de Economía, para que los bajos precios de los granos se reflejen en los costos de la tortilla y productos avícolas y pecuarios.

Puntualizó que con el restablecimiento de los aranceles –de 20 por ciento para maíz blanco y sorgo, de 15 por ciento para el tomate verde y de 10 por ciento para el limón sin semilla– se alentará la producción interna e impulsará una política comercial con el fin de terminar con las distorsiones del mercado que afectan al agricultor y al consumidor.

La modificación del decreto no cancela la posibilidad de que se establezcan nuevamente cupos de importación en caso de que la producción nacional sea deficitaria y haya escasez en el mercado interno. El objetivo es contribuir a una mejor planeación en la producción de alimentos y contrarrestar la distorsión de los precios en el mercado nacional, pues la producción de granos será 30 por ciento superior con respecto a la del año pasado. El mensaje para los comercializadores y acopiadores es que primero compren las cosechas nacionales.

En teoría, dijo, el bajo precio del maíz –el cual en dos años pasó de 5 mil 200 pesos la tonelada a 2 mil 300 pesos– debería reflejarse en los precios de la tortilla, pero eso es muy difícil, hay que vencer muchos obstáculos e inercias y convencer a todos de que la meta es lograr ganancias adecuadas para todos los involucrados en la cadena productiva.

 PDF

diciembre 17, 2013

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *