Cerro de San Pedro: depredación completa

La Jornada San Luis

20 de marzo de 2014

Cerro de San Pedro, depredación completaEn los 18 años recientes San Luis Potosí perdió, por la acción depredadora de Minera San Xavier (MSX), filial de la canadiense New Gold, el emblemático Cerro de San Pedro, que forma parte del escudo de armas del estado.

Fue una historia casi de espejitos ofrecidos a cambio de oro. El proyecto se presentó con grandes bondades: pondría a salvo las especies animales y vegetales de la zona, incluidas al menos dos en peligro de extinción, antes de comenzar a explotar minerales, y al terminar las regresaría a su sitio.

El pasado martes, en un desayuno de los accionistas canadienses con los funcionarios de la MSX, se anunció el proceso de cierre de la explotación de oro y plata, que concluirá en cinco meses. El motivo: tras siete años de demoler y extraer del polvo los minerales, la producción disminuyó a tal grado que ya no la consideran negocio.

La destrucción que deja MSX incluye una larga colección de chicanadas en tribunales y actos de corrupción de autoridades municipales, estatales y federales, que dan cuenta de que su acción depredadora fue más allá de atentar contra el entorno físico: la legalidad y el patrimonio ecológico y cultural también fueron víctimas.

Hasta el derecho a la información pagó su cuota: el 18 de junio de 2004 funcionarios del gobierno de Marcelo de los Santos requisaron la edición de ese día de La Jornada San Luis, en la que se denunciaba un intento de extorsión al alcalde de Cerro de San Pedro. Sobre ese caso, la Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió la recomendación 12/05 por violaciones al derecho a la información y a la libertad de prensa.

Grupos ecologistas integrados en el Frente Amplio Opositor a la MSX lucharon todo este tiempo contra la instalación de la depredadora minera y ganaron innumerables juicios, pero la compañía jamás se fue. Hoy que ya no es negocio y pretende irse, comienza otra lucha: no dejarla ir hasta que remedie el sitio.

 PDF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *