Impulsa el Senado diálogo de rarámuris y tepehuanes con autoridades federales

  • Ni con 100 cruzadas contra el hambre se resolvería nuestra pobreza”, expresa dirigente
  • Llegan líderes de esas etnias a la sede legislativa; esperan denunciar despojo de tierras

Víctor Ballinas y Andrea Becerril

La Jornada

4 de junio de 2014

Senado diálogo de rarámuris y tepehuanesEl Senado abrió sus puertas a líderes indígenas rarámuris y tepehuanes que llegaron en la Caravana por la Justicia, a fin de que en la sede legislativa se lleve a cabo una reunión interinstitucional con funcionarios de diversas dependencias federales y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en la que los indígenas puedan plantear viejas demandas, como la restitución de más de 50 mil hectáreas de las que han sido despojados.

Los enviados de las etnias podrán exponer también que necesitan apoyo real para combatir la pobreza, la violencia que enfrentan en los últimos años a manos de taladores de bosques, caciques y narcotraficantes; la contaminación del agua y la tierra que ha propiciado la industria hotelera en sus comunidades; las amenazas de muerte que han recibido miembros de esas comunidades por el narcotráfico, y la falta de cumplimiento con el derecho a la consulta.

La delegación, compuesta por 35 gobernadores indígenas de siete de las comunidades más afectadas, fueron recibidas por los senadores Javier Corral, del Partido Acción Nacional, y Alejandro Encinas, del Partido de la Revolución Democrática, quienes pidieron al director de la Comisión Nacional para el Diálogo con los Pueblos Indígenas, Jaime Martínez Veloz, que asista el próximo jueves a la reunión interinstitucional en la que se analizará la “añeja problemática” que enfrentan rarámuris y tepehuanes.

Lorenzo Moreno Pajarito, gobernador del municipio de Urique, denunció en lengua rarámuri que pretenden quedarse “con nuestros recursos; tenemos pruebas del despojo por caciques maderos y políticos que, en complicidad con los jueces, logran que se alarguen los juicios y la sentencia sea negativa”.

Agregó que “ni con 100 cruzadas contra el hambre bastaría para resolver nuestra pobreza. Vivimos con miedo, violencia e inseguridad para nuestras familias”.

Otros gobernadores indígenas denunciaron que la cruzada contra el hombre no ha llegado a la mayoría de las comunidades.

El senador Corral Jurado hizo notar que es importante que Martínez Veloz asista a la reunión del jueves, ya que en enero “no pudo asistir” a un encuentro con los indígenas de la Tarahumara, quienes se quedaron esperándolo. Ahora, los representantes de las comunidades llegaron desde Chihuahua para que los escuchen los funcionarios de diversas dependencias, entre ellas las secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano; de Medio Ambiente y Recursos Naturales; de Turismo; de Comunicaciones y Transportes, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, el Tribunal Superior Agrario, el Fondo Nacional de Desarrollo Turístico, y la Comisión Nacional del Agua.

Se explicó que en marzo de 2013 representantes de estas comunidades sostuvieron una audiencia en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), donde solicitaron la instalación de una mesa de alto nivel y “los funcionarios del gobierno federal que asistieron a esa reunión se comprometieron a instalar esa mesa, pero ello no ha ocurrido”.

Encinas Rodríguez resaltó que “hemos escuchado en los testimonios, una larga historia de abuso, corrupción y de impunidad contra los pueblos tarahumara y tepehuano”.

PDF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *