Precio de haría de maíz ha bajado en un año 13,000 pesos, la tortilla no

María del Pilar Martínez

El Economista

6 de junio de 2014

Precio de Haría de Maíz ha bajado en un año 13,000 pesos, la tortilla noA diferencia de la baja en los precios de la harina de maíz, que un año a la fecha ha caído 1,300 pesos por tonelada, la tortilla se mantiene en los mismos niveles, 12 pesos por kilo, entre otras razones porque es una industria con bajo nivel de competitividad y no puede soportar una reducción de 50 centavos por kilo que correspondería al comportamiento de los precios del maíz como materia prima que se encuentran a la baja.

José Cacho, director general de Minsa, dijo en entrevista que se tiene un desconocimiento sobre cómo se comporta la cadena de maíz-tortilla, pues no son los industriales de harina de maíz quienes se quedan con la mayor parte de las ganancias ante la caída de los precios del maíz, mismos que se fijan con el mercado internacional.

“La harina de maíz ha bajado 1,300 pesos en un año y la tortilla no ha bajado, pero nosotros no producimos tortilla, solo la harina de maíz y de hace un año a la fecha ha bajado 1,300 pesos la tonelada que no se refleja en el precio de la tortilla por una decisión de los tortilleros”, argumentó el directivo.

Argumentó que son las 60,000 tortillerías que hay en el país las que fijan el precio final al consumidor, mismo que busca compensar los altos costos, ya no de la harina de maíz o de nixtamal, sino el pago de insumos como la energía eléctrica que mes a mes se incrementa, así como la del gas.

“El otro problema que tenemos en el país es que antes había 25,000 tortillerías hoy hay 60,000, entonces cada tortillería venden menos; y aunque de ese total el 50% utiliza el método tradicional de mixtalización, el precio se comportan de manera parecida.

Y a esto se le debe sumar que es una industria poco competitiva, pues los niveles de tecnificación son bajos”, Maíz amarillo o blanco, pero que haya más producción.

De acuerdo con el directivo, el que haya excedentes de maíz blanco, y un déficit en el amarillo no se resuelve con bajar la producción del blanco para aumentar la del amarillo, lo que realmente importa, dijo, “es que tengamos mayor producción, es decir si se producen 21 toneladas de amarillo y se importan 7 u 8 de amarillo, deberíamos de estar en condiciones como país de producir la totalidad del maíz, sea de un color u otro”.

No obstante, advirtió, “hay que pensar una cosa. Un país que empieza a ser superavitario empieza a tener caída en los precios locales, y sólo se verá beneficiado si mejora su productividad, entonces tenemos que apuntar a ser más productivos”.

PDF

junio 6, 2014

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *