Se oponen locatarios a construcción de Walmart en San Pedro Mártir

Agustín Salgado

La Jornada

28 de julio de 2014

México, DF.

Se oponen locatarios a construcción de Walmart en San Pedro Mártir

Vecinos de San Pedro Mártir bloquearon parcialmente obras de Walmart que reiniciaron la semana pasada. Foto Alfredo Domínguez

Locatarios del mercado de San Pedro Mártir e integrantes del Congreso Popular Social y Ciudadano del Distrito Federal clausuraron obras de una tienda departamental ubicada en un predio aledaño a su centro de abasto.

La obra fue suspendida varios meses y hace dos semanas reinició actividades.

“A mi no me preocupa, me ocupa. Es muy complicado enfrentarse a ellos. ¿Qué se puede hacer con tiendas de ese tamaño? Es una lucha desigual en la que llevamos las de perder”, refirió María de los Ángeles, dueña del local 22.

En la esquina de Diligencias y Azucena, a la entrada del pueblo originario, se construye la tienda departamental, que a decir del director Jurídico y de Gobierno de la delegación Tlalpan, Miguel Ángel Guerrero se trata de una Bodega Aurrera. En la misma manzana pero sobre la calle Del Rosal se encuentra el mercado José González Varela.

“Nos hemos organizado, hemos recurrido a la delegación pero sabemos que es una cuestión que rebasa a la delegada (Maricela Contreras) que no tiene la autoridad suficiente. Más que preocupados estamos ocupados pues están en riesgo nuestras fuentes de trabajo, no hay manera de competir con una tienda de ese tamaño”, abundó María de los Ángeles.

El jefe delegacional propuso a los manifestantes una mesa de diálogo. Los inconformes accedieron y con ello finalizó la manifestación.

Miguel Ángel Guerrero aseguró que en tanto no se construya un consenso con la organización ciudadana y los habitantes de San Pedro Martir que se oponen al proyecto, los constructores detendrán, “de buena voluntad”, la edificación.

La reunión está programada para el martes por la tarde en el salón de cabildos de la demarcación.

Rosa María Aranda, vecina de la calle de Azucena, aseguró estar a favor de la tienda. Cuestionó que la mayoría de los manifestantes no “vivieran en San Pedro Martir” y argumentó que la bodega Aurrera generará fuentes de empleo.

Por su parte María, locataria del mercado público, indicó: “Nos habían dicho que no podía haber una tienda departamental tan cerca de un mercado pero creo que ya no es así. A lo mejor a mí, que vendo sopes y quesadillas, no me afecta directamente pero a mis compañeros que tienen locales de ropa, cremerías o abarrotes pues claro que les va a ir mal y eso va a terminar por afectarme”.

PDF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *