Guanajuato: preparan demanda contra empresa de químicos por daños a la salud

  • Vecinos reportan decesos por cáncer, exigen no reabrir la planta

Carlos García

La Jornada

26 de julio de 2014

San Francisco del Rincón, Gto., 25 de julio.

GUANAJUATOLa empresa Química Central de México (QCM) será demandada ante la Procuraduría General de la República (PGR) porque el cromo que desecha provocó la muerte de niños, jóvenes y adultos, anunciaron vecinos de la comunidad de Buenavista y activistas.

El representante jurídico de la empresa, Alfredo Cuevas, agregó que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró la fábrica el 4 de junio después de hacerle 14 observaciones de las cuales han solventado 11 y buscan negociar el plazo para confinar las 300 mil toneladas de desechos, porque requieren 10 años y la autoridad le dio plazo de 45 días.

Unos 40 vecinos de esa comunidad, ubicada frente a Química Central, se reunieron para denunciar los casos de personas que han enfermado y muerto de cáncer e insuficiencia renal. Entre los enfermos están Magdaleno Chávez, de 62 años, y Martín Estrada, de 25, quienes padecen insuficiencia renal; la adolescente María Muñoz Montelongo tiene cáncer.

Cristina Martínez Villalpando, relató: “Mi hijo de 7 años murió el año pasado de cáncer, duró un año enfermo, cuando dijimos a los doctores que vivíamos frente a la empresa movían la cabeza y decían que nos cambiaramos de casa”,

Solicitó a las autoridades no permitir la reapertura de la planta productora de sulfato básico de cromo, bicromato de sodio, acido crómico y aceites para la industria curtidora.

La Profepa clausuró la fábrica por tener al aire libre 300 mil toneladas de cromo hexavalente. Los vecinos denunciaron que la contaminación es en suelo, aire y agua.

“Los habitantes tienen la documentación para hacer la denuncia grupal por delitos ambientales. Buscarán que la empresa pague por los daños causados al ambiente y a las personas”, adelantó el presidente del Fuerte Acción Ciudadana, Juan García Hurtado.

Sin embargo, el delegado jurídico de QMC, Alfredo Cuevas, aseguró que la empresa no contamina, que no hay denuncias ciudadanas y cumplen con el contrato laboral. “Tenemos 170 empleados y ninguno presenta esos síntomas, ninguno tiene cáncer en 45 años trabajando”, dijo el ejecutivo.

Los trabajadores no están laborando; dijeron que les pagan, “pero si no se abre la empresa dejaremos desamparadas a nuestras familias. Si cierra en definitiva queremos nuestra liquidación”, comentó el delegado de la sección 35 de la CTM, José Tomás Romero.

PDF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *