Anamuri impulsa la creación del Instituto de Agroecología de las Mujeres del Campo

Cristian Sotomayor Demuth

Factor C

18 de agosto de 2014

Anamuri impulsa la creación del Instituto de Agroecología de las Mujeres del CampoEn el marco del seminario «Mujeres sembradoras de esperanza: desde la soberanía alimentaria al turismo comunitario y culinario», realizado este sábado 16 de agosto en el Centro Cultural Palacio de La Moneda, se efectuó la presentación del «Instituto de Agroecología de las Mujeres del Campo».

Además, se hizo el cierre del proyecto «Arca del Gusto» que en Chile se enmarcó en el rescate de la culinaria ancestral, el cual finalizó con una Feria gastronómica en el espacio central de dicho recinto, ubicado en el centro de Santiago.

Al mediodía de este sábado 16 de agosto se llevó a efecto el lanzamiento del proyecto «Instituto de Agroecología de las Mujeres del Campo», IALA Chile, iniciativa liderada por la Asociación de Mujeres Rurales e Indígenas (Anamuri), y que es parte de un proceso técnico formativo que desde hace unos años lleva adelante la Coordinadora Latinoamericana de las Organizaciones del Campo, Cloc, junto a La Vía Campesina (VC), con el objeto de formar técnicos y profesionales como una manera de garantizar la agricultura familiar campesina e indígena y la Soberanía Alimentaria.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo y la solidaridad de Emaús y Gipuzkoako Foru Aldundia, fue presentada por Viviana Catrileo, directora de Comunicaciones de Anamuri, al finalizar el seminario «Mujeres sembradoras de esperanza: desde la soberanía alimentaria al turismo comunitario y culinario», desarrollado durante la mañana de ese día en el Centro Cultural Palacio de La Moneda, ubicado en el subsuelo de la Plaza de la Ciudadanía, en Santiago de Chile.

La dirigenta explicó que «Bajo el lema ‘Sembradoras de Esperanza’ nos proponemos llevar adelante esta ardua tarea; nuestro llamado es a aunar los mayores esfuerzos para la creación de este Instituto como un espacio de formación técnica y política, que validando nuestras prácticas campesinas de hacer agricultura, nuestros saberes y las luchas del campesinado, anime las esperanzas y las acciones por la Soberanía Alimentaria y la defensa de la Madre Tierra.»

El futuro Instituto ya cuenta con un terreno y una antigua casa ubicados en la localidad de Auquinco, comuna de Chépica, cerca del estero Chimbarongo, en la Provincia de Colchagua, VI Región. Debido a que la vivienda fue afectada por el terremoto de 2010, se pretende habilitar ese espacio sobre la base de técnicas constructivas tradicionales y medioambientalmente responsables.

IALA DE LAS MUJERES DEL CONO SUR

La experiencia IALA en Chile se integra en las más de 46 experiencias IALA a nivel mundial, para promover y proyectar la agricultura agroecológica, pero es el único IALA específicamente de mujeres en América Latina, en donde Anamuri se convoca a globalizar la lucha por la soberanía alimentaria y popular.

Francisca Rodríguez, también directora de Anamuri, señaló que «los anhelos en el IALA Chile, es ser el espacio en donde se complementen los conocimientos y saberes de las mujeres campesinas e indígenas, en las prácticas de la producción agroecológica. El reto es incitar a que las mujeres sean las protagonistas en el cambio que requiere el campo. A la vez se plantea como una provocación a que se abra una oportunidad real en que las mujeres y los jóvenes se queden en el campo.»

Ella también indicó que estas actividades se hallan en la ruta hacia el II Congreso Nacional de Anamuri, que se realizará del 27 al 30 de noviembre en la capital, el cual contará, además, con un campamento y un mercado campesino.

De acuerdo a lo expresado en los documentos de Anamuri, el objetivo del proyecto es «establecer las bases del IALA de las mujeres del cono sur, a través de un proceso multidisciplinario, colectivo y con pertinencia cultural, y como una fusión de los saberes locales y los conocimientos de la ciencia formal». Entre otras cosas, se propone «Implementar una experiencia educativa orientada a recuperar el tejido social del campo con sus valores e identidades reconociéndonos en la diversidad». Y como parte de sus principios pedagógicos, menciona una «Formación agroecológica con perspectiva de género, cimentada en los principios de la educación popular, con metodología que se sitúe en los valores, prácticas y saberes de las mujeres campesinas y de pueblos originarios.»

En la oportunidad, se hizo el cierre del proyecto «Arca del Gusto», que se enmarcó en el rescate de la culinaria ancestral y el turismo comunitario, el cual estuvo instalado en los territorios de Nahuelbuta y Cordón Llanquihue. En el espacio central del Centro Cultural se instaló una feria gastronómica, con degustación de alimentos y bebidas producidos por diversos talleres artesanales.

PDF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *