Que el Presidente vete las leyes secundarias en materia energética, exigen campesinos

  • Violan nuestros derechos y constituyen un retroceso para el país”, aseguran
  • Lucharán por sus tierras y “contra la nueva forma de expoliación disfrazada de ocupación temporal”

Rubicela Morelos, Carolina Gómez y Fernando Camacho

La Jornada

9 de agosto de 2014

Que el Presidente vete las leyes secundarias en materia energética

Organizaciones campesinas advirtieron que no permitirán el despojo de tierras. En la imagen, una protesta realizada el 23 de julio. Foto Carlos Ramos Mamahua

En vísperas de que el presidente Enrique Peña Nieto promulgue el próximo lunes las leyes secundarias de la reforma energética, organizaciones campesinas y núcleos agrarios exhortaron al mandatario a vetar esas modificaciones legales, pues constituyen un “retroceso” para el país, especialmente para los campesinos.

En el contexto del 135 aniversario del natalicio del general Emiliano Zapata, el Congreso Agrario Permanente (CAP), el Consejo Nacional de Organismos Rurales y Pesqueros (Conorp), la Confederación Agraria Mexicana (CAM) y cañeros, en actos conmemorativos realizados en Anenacuilco, Morelos, y el Distrito Federal, aseguraron que las leyes secundarias en materia energética “violan nuestros derechos” y privilegian a trasnacionales del sector.

Asimismo, llamaron al gobierno federal a recordar que justamente el despojo de tierras a los campesinos para entregarlas a inversionistas extranjeros y nacionales fue la semilla que hizo estallar la Revolución Mexicana, y ahora el episodio se repite mediante las denominadas “ocupaciones temporales”.

En Anenacuilco, el CAP llamó a Peña Nieto a vetar la reforma energética, así como las leyes secundarias por medio de las cuales se pretende ocupar sus tierras, porque, advirtieron, no permitirán que se las quiten. Recordaron al Presidente que las tierras son la herencia de sus antepasados, “que lucharon y murieron en la Revolución Mexicana que encabezó Zapata: no son un regalo de la tecnocracia”.

En sentido inverso

El presidente de El Barzón, Alfonso Ramírez Cuéllar, desde la casa en donde nació Zapata, señaló que la reforma energética “va en una línea contraria a la defensa de la riqueza nacional, de los recursos. La demanda inmediata es que el Presidente vete estas leyes; muchas de las cosas que él mandó se aprobaron, pero constituyen un retroceso para la vida económica del país. El jefe del Ejecutivo no puede promulgarlas el próximo lunes”.

En un acto en donde participaron la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), la CAM, la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (Cioac), la Central Campesina Cardenista y representantes de la Confederación Nacional Campesina, el coordinador nacional del CAP, José Luis Gómez Garay, dijo que lucharán por sus tierras y contra “la nueva forma de expoliación” de las conquistas de los campesinos disfrazada de “ocupación temporal”.

El bisnieto del general Emiliano Zapata, Benjamín Zapata Amaro, aseguró que si el presidente Peña Nieto no frena la reforma energética y el despojo de tierras, se levantarán en armas para defenderse.

En el Distrito Federal, y luego de anunciar la realización de la Convención Nacional Campesina e Indígena, del 12 al 16 de octubre, organizaciones integrantes del CAP y del Conorp expresaron su rechazo a la reforma energética y en especial al despojo de tierras que las leyes secundarias en la materia traerán aparejadas. En ese sentido, llamaron a Peña Nieto a no promulgar dicha reglamentación.

También exhortaron a la Secretaría de Gobernación a instalar las tres mesas temáticas comprometidas sobre la reforma para el campo, y propusieron la creación del ombudsman agrario y ambiental.

Guadalupe Martínez Cruz, secretaria de actas del CAP, señaló que las organizaciones de esta central ya están listas para proteger y salvaguardar el medio rural ante la reforma energética, y la discusión de los cambios en cuanto al campo se refiere.

Aparte, unos 15 núcleos agrarios del istmo de Tehuantepec, Oaxaca, enviaron una carta abierta a Peña Nieto; al secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y al Congreso de la Unión, en la que denuncian que las leyes secundarias en materia energética violan sus derechos y los excluyen del desarrollo del potencial de México.

En la misiva, lamentan que con estas leyes se les está negando la oportunidad de constituirse en los protagonistas del desarrollo sustentable, usando como base los recursos energéticos renovables de su territorio, al mismo tiempo que se considera a las empresas privadas y trasnacionales como “los únicos actores legítimos en la producción energética”.

PDF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *