Acusan poca atención de Semarnat al impacto ambiental del nuevo aeropuerto

  • ONG: mínima su participación en la reunión pública de información de la MIA
  • Debería fomentar una actuación más activa de la sociedad y dedicarle más tiempo al proyecto

Angélica Enciso L.

La Jornada

29 de octubre de 2014

Captura de pantalla 2014-10-30 a la(s) 19.36.05Cuanto más importante es el proyecto que se somete a evaluación de impacto ambiental, a la reunión pública de información de la manifestación de impacto ambiental (MIA) asisten funcionarios de más nivel, por lo que en el caso del nuevo aeropuerto internacional de la ciudad de México debió acudir al menos Rafal Pacchiano, subsecretario de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), explicó Agustín Bravo, director de la oficina del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) Noroeste.

El lunes pasado se realizó en Ecatepec la reunión correspondiente al nuevo aeropuerto, la cual tuvo una mínima participación, ya que ni siquiera se llegó a las 30 ponencias que como máximo podían presentarse y sólo acudieron directores de área de la dependencia.

Bravo explicó que debido a que ese proyecto tendrá impacto no sólo en Texcoco, sino en todo el Valle de México, se esperaría que la dependencia fomentara una participación más activa de la sociedad y dedicar más tiempo, no sólo un día, a informar sobre el plan.

Además la Semarnat, dijo, pudo optar por un sitio más accesible para que hubiera mayor participación y dar más difusión a la reunión pública. En otras ocasiones, los mismos delegados de la Semarnat se encargan de “calentar” el encuentro en los medios para impulsar mayor asistencia y, de acuerdo con la Agenda de Río, la dependencia debe fomentar la participación, explicó.

Por su parte, Ramón Ojeda Mestre, secretario de la Corte Internacional de Arbitraje Ambiental, dijo que con otros expertos se propondrá establecer un centro ciudadano de información ambiental para dar seguimiento al cumplimiento de los compromisos del proyecto, en el cual participarían representantes de la academia y la sociedad.

Consideró que dado que quiere edificarse un aeropuerto modelo, una obra de gran magnitud y trascendencia social, se debe hacer bien ambientalmente. Agregó que la MIA es perfectible, ya que hay una serie de acciones que pueden realizarse en materia de suelo, manejo de residuos peligrosos y en agua.

Añadió en entrevista que “no estamos de acuerdo en el manejo de la basura para la generación de biogás; está mal el sitio donde se quiere realizar. Vamos a hacer propuestas alternativas; es mejor la energía solar que el biogás, porque para esto se llevarán más residuos orgánicos a una zona densamente poblada como es el Bordo poniente, y luego dar tratamiento térmico. Hay otras opciones desde el punto de vista ambiental”.

Otra carencia es que en la MIA no se mencionó el acuerdo paralelo en materia de libre comercio, lo cual ya ha costado sanciones a México. Expuso que deben armonizarse los temas ambientales con la ética social, porque si no, sólo será un proyecto económico, y no se habrá cumplido con hacerlo bien.

PDF

octubre 29, 2014

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *