Critican inacción para frenar los transgénicos

  • En riesgo, alimentación y salud: expertos

Fernando Camacho Servín

La Jornada

17 de octubre de 2014

Captura de pantalla 2014-10-18 a la(s) 11.08.11El modelo de producción agrícola de las grandes industrias, basado en la utilización de semillas transgénicas y el monocultivo, pone en riesgo la alimentación y la salud de la población mundial, por lo que es indispensable cambiar de paradigma y apoyar a los campesinos que trabajan en pequeña escala y con granos nativos.

Así lo afirmaron científicos y productores durante una conferencia de prensa por el Día Mundial de la Alimentación –que se conmemoró ayer–, donde resaltaron la necesidad de revalorar la agroecología y lamentaron que las autoridades mexicanas no estén haciendo lo necesario para frenar la expansión de los transgénicos en el país.

Miguel Altieri, académico de la Universidad de Berkeley, California, indicó que la agricultura industrial ocupa cerca de 80 por ciento de la superficie cultivable en todo el mundo y 70 por ciento del agua y la energía para dicho fin, pese a que sólo produce 30 por ciento de los alimentos que se consumen a escala global, como parte de un modelo “frágil, vulnerable y socialmente injusto”.

Elena Álvarez-Buylla, de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, apuntó que los transgénicos son utilizados por las grandes trasnacionales como una forma de apropiarse de las semillas y, por tanto, controlar la alimentación mundial, y subrayó que hay evidencias claras de los daños a la salud que provocan, entre ellos cáncer, alergias, autismo y daño renal crónico.

María del Carmen Patricio, de la organización Red Tsiri-Gira, pidió revalorar la importancia de la agroecología y no asumir la idea de que los únicos productos de calidad son los transgénicos o los desarrollados por las trasnacionales.

Evaristo Polo, de la Unidad Indígena Totonaca Náhuatl, llamó a “luchar a capa y espada” para evitar la proliferación de semillas transgénicas.

PDF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *