Elaborará Senado “diagnóstico alterno” para Reforma del campo

  • Será la base para integrar una “apropiada” Reforma del Campo y que este sector sea considerado de “seguridad nacional”. En tanto, el titular de la Sagarpa aseguró que dicha reforma “se da todos los días y es permanente”.

ADNP

Imagen agropecuaria

23 noviembre 2014

SenadoAnte la falta de interés del gobierno de Enrique Peña Nieto por una reforma estructural del campo, senadores de todas las fuerzas políticas acordaron elaborar un diagnóstico alterno al que desarrolla el Ejecutivo Federal, el cual buscará que la producción de alimentos sea una cuestión de seguridad nacional, además de tomar en cuenta el punto de vista de organismos internacionales y nacionales, como la FAO, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) o la Universidad Autónoma de Chapingo, entre otras.

Por su parte, el titular de la Sagarpa, Enrique Martínez y Martínez, aseguró que la Reforma para el Campo se está dando todos los días y “es permanente”, es un trabajo y cambio de políticas públicas que se hace de manera constante con la participación de las organizaciones sociales.

El funcionario federal ha argumentado, por ejemplo, que la banca de desarrollo ya facilita el acceso de créditos a los productores con tasas de menos de un dígito, con garantías mínimas o trabaja, en coordinación con Aserca, para abrir las ventanillas para el programa de aseguramiento en beneficio de los agricultores.

Organizaciones campesinas y legisladores hoy hablan de un retraso de la Reforma del Campo. En el Senado, legisladores del PAN y del PRD señalaron que el gobierno federal no ha demostrado prioridad en el tema del campo, como lo hizo en la discusión de la reforma energética. Incluso, la reforma al campo ha sido postergada hasta en tres ocasiones, apuntó el senador por el estado de Hidalgo, Isidro Pedraza Chávez.

Desde enero del presente año, recordó, el Presidente anunció la reforma al campo, en marzo se organizaron foros y en julio dijeron que iban a dar a conocer los resultados. “¿Y qué ha pasado, después de algunos meses? Pues que no se ha logrado concluir en nada”.

Ante esto, durante la primera semana de noviembre, en el Pleno del Senado de la República, los legisladores de todos los grupos parlamentarios discutieron y aprobaron, por unanimidad, un dictamen mediante el cual se instruyó a la Comisión de Desarrollo Rural y a la Comisión de Agricultura y Ganadería, la elaboración de un “diagnóstico unificado” que servirá de base para integrar una reforma “apropiada” para este sector.

El senador hidalguense mencionó que la inseguridad y el narcotráfico han hecho que el campo se haya convertido en los últimos años, en una actividad desalentada y el motivo de haberse retirado grandes inversiones. “El narcotráfico es un tema que está afectando el desarrollo de nuestras comunidades y de nuestras sociedades productivas”, alertó.

En este sentido, dijo que por estos motivos, la reforma al campo debe declararse como prioridad nacional y un asunto de seguridad nacional, pues de otra forma no se logrará la autosuficiencia alimentaria.

El senador del PRD mencionó que a nivel mundial se está generando una amplia demanda de alimentos que repercute en una volatilidad en los precios, sin embargo, nuestro país no cuenta con una política de Estado para enfrentar las grandes necesidades de alimentos para los próximos años. “No tenemos previsto siquiera un sistema de planeación de reservas de alimentos”, subrayó.

Durante la discusión, el senador morelense Fidel Demédicis Hidalgo (PRD), expresó que desde el 6 de enero pasado, el presidente Enrique Peña Nieto anunció al país, que habría este mismo año “una reforma profunda al campo”, pero eso sólo se quedó en anuncio. Recordó también que en marzo al Ejecutivo Federal instruyó a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural,  Pesca y Alimentación (Sagarpa) a realizar foros nacionales, regionales y estatales para la reforma, sin embargo, hasta la fecha tampoco se han entregado resultados.

Campo abandonado: Calderón

La senadora del Partido Acción Nacional (PAN), Luisa María Calderón, subrayó que el campo no sólo está en crisis, sino que se encuentra realmente en el abandono. “Los viejos  están solos en el campo, mientras sus hijos se vienen a la ciudad, pues son los propios papás quienes empujan a sus hijos para que se vayan de ahí para no quedarse en la pobreza”, comentó.

La senadora, quien promovió el punto de acuerdo desde el mes de febrero, que dio origen al dictamen aprobado, en el cual se urgía al Senado a realizar dicho diagnóstico que ayude a transformar el campo y que permita hacer que los productores generen los alimentos que necesita nuestro país.

El senador Fidel Demédicis expuso los mexicanos gastan 30 mil millones de dólares al año en adquirir alimentos importados, cuando estos mismos se pueden producir en nuestro territorio. El maíz –precisó– es un alimento nativo, se importa al año casi el 35 por ciento de lo que se consume, o el arroz que alcanza una cifra del 70 por ciento de importación.

Lo más lamentable y paradójico que le sucede a nuestro país, dijo, es que el lugar donde deberían producirse los alimentos, es el lugar donde más hambre se padece. En este sentido, citó cifras de la Cepal que colocan a nuestro país con una pobreza extrema de 30 millones de mexicanos, de los cuales 22 millones que viven en el campo, padecen pobreza alimentaria.

En entrevista por separado, el secretario de la Central Campesina Cardenista, Max Correa Hernández, disintió de Enrique Martínez en cuanto a su afirmación de que la reforma está en marcha, ya que argumentó que se necesita un acto de gobierno, a través de un decreto del Presidente de la República, que implique acciones para la transformación estructural del campo. No queremos que nos lleven al “laberinto de cabildeos” en el Legislativo, ya que hay más de 70 leyes y reglamentos y sería complicado.

Entre las propuestas de las organizaciones campesinas están el crear una empresa comercializadora del Estado; un sistema de compras gubernamentales; una reorientación del Proagro Productivo para que se otorgue a productores de hasta 20 hectáreas y de esta manera liberar 4 mil millones de pesos para otro tipo de apoyo a productores de menos de cinco hectáreas; además se debe invertir en bienes públicos –caminos, bodegas, red de frío, almacenes– que generen competitividad, sobre todo para los agricultores más pequeños.

PDF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *