Nuevo aeropuerto degradará biodiversidad

César Arellano

La Jornada

17 de noviembre de 2014

Captura de pantalla 2014-11-19 a la(s) 16.59.45La zona del ex lago de Texcoco, donde será construido el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México es rica en biodiversidad. Hay por lo menos 250 especies de aves y mamíferos, de las cuales 17 son endémicas, sólo se encuentran en ese sitio, reporta la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio). 

Estos datos son subestimados por la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que presentó el Grupo Aeroportuario de la ciudad de México a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). Reportó que hay 74 especies de aves, tanto acuáticas como terrestres, y cinco de mamíferos, ya que es un refugio de aves migratorias.

La Conabio señala que hay mil 700 hectáreas de lagos permanentes y 2 mil de charcas someras estacionales, lo cual favorece el establecimiento de grandes colonias de anidación y reposo de aves acuáticas.

En esa región hay cinco lagos artificiales permanentes con aportes de agua de los ríos Xalapango, Coxcacoaco, Texcoco, San Bernardino y Churubusco, así como por aportes de aguas negras provenientes del drenaje de la ciudad de México.

La MIA reporta que las que más abundan son las conocidas como pato cucharón y pato tepalcate y en general, el grupo de los patos con más de 87 por ciento del total de los individuos encontrados junto con las aves playeras, que representan 5.4 por ciento del total. Las aves gallaretas son la tercera especie más abundante.

Esta era una zona de vegetación con mucha agua, al perderse, esa humedad va a ser cada vez menor y nos va afectar a todos, advirtió en entrevista Manuel Chávez Ávila, investigador del departamento de Botánica de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Me preocupa pensar que esta transformación con el proyecto va a cambiar más aun la calidad del ambiente que tiene la ciudad de México.

Dijo que la transformación del ex vaso del lago de Texcoco para esta obra afectará la calidad del medio ambiente de la capital del país y zona metropolitana, afectará la flora y fauna; alterará el ambiente de la urbe, los campos de cultivo y los ecosistemas silvestres.

Una infraestructura de esta magnitud, señaló, degradará la calidad de los servicios ambientales, modificará los hábitos de la población respecto del uso de los recursos naturales y el hacinamiento seteriorará la calidad de vida de los ciudadanos.

PDF

noviembre 17, 2014

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *