Pugnan campesinos por “presupuesto digno” para el agro; prevén baja de $6,500 millones

  • De tipo asistencial, de 35 a 40 por ciento de los recursos destinados al sector: CNPA
  • El Procampo debe otorgarse sólo a productores con superficies menores a 20 hectáreas, señalan

Carolina Gómez Mena

La Jornada

6 de noviembre de 2014

pugnanLa Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA) pugnará por un “presupuesto digno” para 2015, dijo José Narro Céspedes, presidente de dicha agrupación, quien alertó que para el próximo año se perfila una reducción de recursos.

Al concluir ayer al mediodía el octavo congreso nacional de la CNPA, titulado Luchamos por tierra y también por el poder, Narro Céspedes encabezó una marcha hacia el Zócalo capitalino y luego a la Secretaría de Gobernación.

En entrevista con La Jornada, precisó que la perspectiva es que los recursos del Programa Especial Concurrente (PEC) para el agro disminuirán el próximo año en alrededor de 6 mil 500 millones de pesos, porque desaparece casi todo lo relacionado con infraestructura, por lo cual “ni siquiera alcanzaría lo que se destinó para este año, que es de aproximadamente 340 mil millones”.

Dijo que, “mínimamente, el presupuesto debería crecer lo que aumenta la inflación: 3.8 por ciento, y algo más, es decir, por lo menos 5 por ciento para que realmente alcance para los enormes retos y rezagos que hay en el campo”, con énfasis en la inversión productiva, y que ésta “sea accesible a los productores, porque para beneficiarte de un programa debes aportar 50 por ciento del proyecto”.

No obstante, el dirigente indicó que aunque la cantidad es importante, es mucho más importante el tema de la calidad, porque de 35 a 40 por ciento del presupuesto es de tipo asistencial, como el Procampo.

Subrayó que se requiere aumento en la inversión productiva, es decir, reorientar el presupuesto. “En México sólo alrededor de 3 por ciento se destina al área de agricultura campesina, lo que significa cerca de 2 mil millones de pesos, y el resto se orienta a la agricultura comercial, el cual abarca apenas a 10 por ciento de la población rural, por lo que no debería tener 90 por ciento del presupuesto”.

Narro Céspedes destacó que otra de las peticiones de la CNPA es que se concrete un nuevo acuerdo nacional para el campo, y coincidió con Max Correa, líder de la Central Campesina Cardenista (CCC), en que el Procampo se otorgue sólo a productores que tengan superficies de menos de 20 hectáreas, y que el apoyo para granos sea únicamente para quienes tengan menos de 30.

Aparte, Correa insistió en que se debe apoyar la agricultura campesina familiar de cinco hectáreas, y que debe haber una reorientación del presupuesto hacia ese rubro. En los ajustes debe estar el Procampo para que apoye sólo hasta 20 hectáreas, “ya que actualmente respalda hasta 100, y ahí se colocan grandes agricultores, que de a mil pesos por hectárea, si siembran dos ciclos, reciben hasta 200 mil pesos cada uno”.

PDF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *