Ganancias de Monsanto caen por reducción en demanda de sus semillas

El semanario

12 de enero de 2015

  • Organizaciones en México y en todo el mundo han protestado en contra de Monsanto y los organismos genéticamente modificados, logrando la suspensión de su siembra comercial, por lo menos hasta ahora.

Ganancias de monsanto caen por reduccion en demanda de sus semillasMonsanto indicó el pasado miércoles que sus ganancias disminuyeron 34 por ciento en su primer trimestre de 2015 con respecto al mismo periodo del año anterior, debido a la reducción de la demanda de las semillas de la compañía por los recortes la siembra de maíz en Sudamérica. 

Los agricultores estadounidenses llegaron a su máxima producción de soya y maíz el año pasado, provocando una baja de precios de esos productos, lo cual generó que los productores en Sudamérica redujeran el número de hectáreas cultivadas. Monsanto dijo que su negocio también se vio afectado por la reducción de plantíos de algodón en Australia.

Los ingresos de la compañía cayeron más de 8 por ciento a 2.87 millones en el mismo periodo, mientras que los analistas esperaban 2.96 millones, de acuerdo con Zacks. A pesar de la caída de las ganancias, los resultados alcanzaron las expectativas de Wall Street, según reporta The Guardian.

Las acciones de Monsanto se redujeron en casi 3 por ciento desde comienzos de año, mientras que Standard & Poor’s dijo que fue de un poco más de 8 por ciento.

En tanto, la compañía ha sido objeto de protestas de campesinos y activistas de diversas organizaciones civiles, entre ellas Greenpeace y Sin Maíz No Hay País, por sus productos transgénicos en México.

En junio de 2013 promovieron una acción colectiva para prohibir la siembra comercial de maíz transgénico en territorio nacional, y consiguieron que un juez federal diera la orden de que se rechazaran las solicitudes de siembra de maíz transgénico en el país ante la duda de posibles impactos negativos en el medio ambiente.

No obstante, las empresas trasnacionales, así como la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) han enviado 90 impugnaciones, apelaciones y otros mecanismos legales, de los cuales 34 están pendientes por resolverse. Hasta entonces, podrán retomarse las acciones colectivas.

Por ello, las organizaciones involucradas en esta campaña iniciaron una colecta internacional para recolectar los fondos necesarios para utilizar esta herramienta legal.

A través de un mecanismo llamado crowdfunding, la organización holandesa Grrrowd que defiende derechos económicos, sociales y ambientales, apoyará la campaña contra el maíz transgénico en México buscando recaudar 14 mil 255 euros (261 mil pesos) en dos meses.

En la recaudación de fondos también participa el Centro para la Defensa Legal del Medio Ambiente, con sede en Montana, Estados Unidos, así como Alternativas y Procesos de Participación Social Asociación Civil, con sede en Tehuacán.

Por su parte, la doctora en antropología y sociología, Elena Lazos, señala que tanto las poblaciones locales de maíz, como los organismos genéticamente modificados, son ciertamente productos de la intervención e interacción humanas, sin embargo, la gran diferencia entre éstos radica en que se producen en escenarios económicos y políticos completamente distintos.

Las familias campesinas o bien utilizan sus propias semillas o siembran otras nuevas ya sea por iniciativa propia, o por el contrario, por imposición de programas de desarrollo, desechando algunas por no ser redituables ni productivas, conservando otras y mejorando continuamente el reservorio genético de sus cultivos según sus propios intereses y conocimientos, de acuerdo con Lazos.

El maíz transgénico representa una serie de riesgos para el campo mexicano y para la salud de la población: por medio de la polinización cruzada se podrían “contaminar” las semillas nativas; la biodiversidad está en riesgo por el uso de herbicidas (ya se ha observado una drástica disminución de abejas); la pérdida de la soberanía productiva y alimentaria por el hecho de comprar semillas patentadas; además de efectos nocivos para la salud que estos organismos podrían ocasionar, entre ellos una predisposición al cáncer de mama y daños en el riñón.

Ganancias de monsanto caen por reduccion en demanda de sus semillas2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PDF

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *