Comunidades mayas exigen un alto a las fumigaciones aéreas en Hopelchén

Comunidades mayas exigen un alto a las fumigaciones aéreas en Hopelchén (PDF)

2 julio 2019

Fotos: Robin Canul

Ciudad de México | Desinformémonos.

El Colectivo de Comunidades Mayas de los Chenes exigió a los tres niveles de gobierno detener las fumigaciones aéreas “realizadas de manera ilegal” en el municipio de Hopelchén, Campeche, por representar una amenaza a la salud y al medio ambiente por los químicos que utilizan y porque “es imposible controlar que esas fumigaciones no afecten a los terrenos colindantes”.

“Sabemos que son ilegales debido a que, si hubiesen tenido permisos previos de las autoridades competentes, éstas nos lo hubiesen informado desde un principio en virtud de nuestro derecho a tener información de cualquier decisión o actividad de autoridades o particulares que afecten a nuestro territorio y formas de vida como pueblos indígenas”, informó en rueda de prensa el Colectivo de Comunidades Mayas de los Chenes.

Entre las principales consecuencias de la fumigación aérea se encuentra la muerte masiva de abejas, lo cual no sólo afecta al medio ambiente, sino también a la actividad económica de los pobladores. “Sabemos que desde el 2013 hasta finales del 2018 se habían muerto más de mil 500 a mil 700 colmenas por estas actividades, muchas de ellas vinculadas al cultivo de soya”, señaló Jorge Pech Martin, integrante del Colectivo.

“Cualquier amenaza a la supervivencia de éstas representa también una amenaza en contra de nuestra propia supervivencia como pueblo indígena”, indicó por su parte José del Carmen Huchim Pool.

Ya desde 2016 se había declarado ilegal la práctica en el territorio maya, sin embargo, las fumigaciones incrementaron en todo el municipio de Hopelchén e inclusive llegan al Valle de Edzná y al municipio de Calakmul, sin que las autoridades hayan intervenido y sin que se haya iniciado una investigación.

“Ya el uso excesivo de plaguicidas en nuestro municipio ha traído diversos problemas ambientales, de salud y económicos para los pueblos. Cotidianamente sufrimos de sus efectos, consumimos agua contaminada, respiramos aire envenenado, nuestras abejas mueren y nuestro monte también”, expresó Angelica María Ek Canche, de Cancabchén.

Por ello, el Colectivo llamó a las autoridades de los tres niveles de gobierno a adoptar medidas para prohibir las fumigaciones aéreas y salvaguardar a las abejas y al medio ambiente, pues la práctica representa la violación de los derechos a la alimentación, a un medio ambiente sano, al agua y a la salud.

julio 3, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *