“Hay que plantear como hacer la vuelta al campo”

Hay que plantear como hacer la vuelta al campo (pdf)

Por Federico Paterno

País Argentina

2 enero 2020

En Argentina los alimentos que tenemos sobre la mesa, el 60%, están elaborados por la producción que el otro campo ofrece, está muy vinculada al gran trabajo de los pequeños productores ubicados en los principales cordones del conurbano bonaerense. Este sector de trabajadoras y trabajadores rurales se integra entre otros por la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) y la Cooperativa de Trabajadores Rurales de San Vicente (CTR). En diálogo con ambas organizaciones, dejaron bien claro que hay otro campo que busca una forma de producción lejos de los agrotóxicos, con una propuesta alimentaria y productiva que refiere a la distribución de la riqueza en base a las retenciones que se colocaron en el actual gobierno

¿Qué significa construir con la mirada puesta en la Agroecología? ¿Existe otro campo lejos de las grandes corporaciones dueña de millones de hectáreas? ¿Qué son las retenciones segmentadas y porqué serían necesarias? ¿El gobierno nacional apuesta realmente a fortalecer el sector de los trabajadores rurales con una fuerte apuesta para profundizar cambios en la agricultura familiar? ¿Está saldado el debate de un modelo de producción diferente al establecido por las corporaciones rurales?

Hace pocos días el Foro Agrario que encabezó la UTT hizo entrega en un acto en la facultad de Medicina a funcionarios de primera línea del oficialismo de los 21 puntos, del  programa que se conformó a través de pequeños productores, pueblos originarios, cooperativas, trabajadoras y trabajadores rurales. Por parte de el gobierno nacional estuvieron presentes Roberto Salvarezza, Ministro de Ciencia y Tecnología y el Ministro de Agroindustria Luis Basterra. También estuvo en nombre de las Cátedras de Soberanía Alimentaria, Miryam Gorban, con 88 años, es la Directora de la Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria de la Escuela de Nutrición de la Facultad de Medicina de la UBA.

Zulma Molleja es vocera de la UTT, y en la jornada explicó “Las mujeres trabajadoras de la tierra estamos hartas de la precariedad, les exigimos que se pongan a trabajar para que salga la Ley de Acceso a la Tierra. Todos y todas los acá presentes les ratificamos que el camino es la agroecología”. Con la energía de estas palabras y la atenta mirada de los funcionarios del Frente de Todos, ahora la respuesta depende del gobierno y su voluntad para tratar los 21 puntos que estas organizaciones del campo refieren.

Entre las demandas mencionadas que se entregaron hay, para destacar puntos como el camino hacia un soberanía alimentaria con la promoción de la agroecología como método de producción, el control de comercio exterior por parte del estado, y la promoción de programas de compra estatal para las trabajadoras y trabajadores de la tierra. No es menor el reclamo que también presentan en relación a la mayor intervención estatal que impida la monopolización de las grandes cadenas agroalimentarias, como así también dar un fortalecimiento de la producción local de insumos y semillas, sin precios dolarizados.

Rosalía Pelegrini es integrante de la UTT y habló con ANCAP; en referencia al tema de las retenciones segmentadas nos explicó “Desde el Foro Agrario Soberano y Popular hicimos un comunicado posicionándonos, afirmando que existe otro campo y otra propuestas alimentarias y productivas para el sector, donde la idea de pensar que se distribuya la riqueza en base a un impuesto a los que mas ganan en el agro, no nos parece para nada descabellado, apoyamos esa medida, porque entendemos que hay que distribuir esa renta entre los sectores que menos tienen en un momento de crisis económica dónde hay hambre, entonces creemos que el sector del empresariado agrario del campo que más está ganando tiene que pagar. Además estamos hablando que no van a perder, de ganar mucho van a ganar igual, es un sector social de fuerte egoísmo y de acumulación de poder económico”. Y diferenció grandes productores de los pequeños “No es lo mismo un productor que tiene 200 hectáreas y produce soja al cual tenemos que ganar hacia otro modelo agropecuario con sistemas de producción ecológicos. Que uno de miles y miles o de grades empresas que alquilan las tierras en todas partes. Esos que desalojan campesinos, que envenenan escuelas. Por esto las retenciones tienen que ser segmentadas y es por esto que creemos que el gobierno tiene que mirar hacia otro campo. Hay que restarle poder al sector rural que nos viven gobernando hace mucho tiempo, y arrastra una herencia de haber construido sobre el despojo de las tierras de nuestros pueblos originarios”.

En la localidad de San Vicente en el límite con Alejandro Korn, se encuentra la Cooperativa de Trabajadores Rurales de San Vicente, Diego Gandini es integrante de ella y manifestó “Las retenciones son una herramienta que tiene este estado para recaudar divisas, las retenciones en si misma es una política que hace agua, si toda tu política como estado de la producción es esa, no sirve para nada. Deben ser segmentadas , no pueden pagar lo mismo un sojero de Córdoba o de Bs As o que un tarefero de Misiones o un campesino de Santiago del Estero. Es un momento histórico de los sectores que producen alimentos que son hoy muy dinámicos. Lo del Foro Agrario es muy interesante, veremos como avanza. Su construcción expresa que fue hecho desde los y las productoras”

En la actualidad la CTR tiene un fuerte trabajo de agroecología con su venta de bolsones orgánicos en la zona, puestos de sus productos artesanales en las ferias del lugar, y un tambo que esta recién terminado donde realizan la producción de quesos y de leche para la venta del productor al consumidor, sin intermediarios.

Recordamos que dentro de la ley que se aprobó hace pocos días se advierte el siguiente porcentaje de las retenciones podrá subir de 30 a 33% a la soja y del 12 al 15% las de trigo y maíz. En cuanto a las economías regionales no se podrá superar el 5% de derechos. A partir de esta decisión del gobierno un sector del campo decidió mostrarse en contra las medidas, productores de la ciudad de Rosario y la provincia de Córdoba mediante un comunicado afirmaron “El actual esquema de diferencia de tipo de cambio y retenciones termina, definitivamente, no sólo con la producción agropecuaria sino también con todas las actividades en los pueblos del interior”.

“Creemos que los 21 puntos son realizables, todo lo que tenga que ver con la regulación y limitación del uso de agrotóxicos y transgénicos es el punto más delicado porque hoy se esta dependiendo de ese modelo de producción y hay muchos compromisos económicos con lo que representa ese modelo y entendemos que si no vamos construyendo una transición para dejar ese modelo hacia otro vamos a depender siempre de los sectores del poder económico transnacional” contó la integrante de UTT.

Respecto al Consejo del Hambre que armó el Frente de Todos Rosalia advirtió “La UTT forma parte del Consejo contra el Hambre. Estamos en carrera y no dejaremos de marcar todo lo que hay que hacer. Entendemos que es una buena noticia que se haya ido Macri, pero nuestra tarea como organización es seguir marcando todo lo que falta hacer e insistir con que este otro campo tenga más visualización; y eso se puede hacer a través de las alianzas que construimos con los sectores urbanos, con los vecinos y vecinas en cada verdurazo y feriazo que hizo y hace posible que estemos aquí parados”.

Cuando hablamos de agroecología es importante destacar que no es solo una forma diferente de producir los alimentos, también es una forma de vida, de pensar y de asumir que no se daña el medio ambiente para trabajar la tierra. Es fundamental la vuelta de las familias al campo para que este proceso sea posible.

Las formas de producir son claramente diferentes por parte de la UTT y de la CTR, una manera de abordar la producción y el trabajo de la tierra con valores comunitarios, sin dejar de lado la disputa por la tenencia de la tierra. En línea con esto, Gandini de CTR expresó: “Creemos que nos debemos un debate muy profundo de como producimos y reproducimos la vida. Tenemos energía, minerales, hidrocarburos que según como se lea puede ser un beneplácito o un castigo. El capital internacional decide que en este momento se produzca soja transgénica porque necesita alimentar y especular sobre todo con los precios internacionales y nosotros hace muchos años que tenemos mas concentración de gente en las ciudades, eso es increíble, es algo que no encuentra otra solución que no sea una reforma agraria, esta idea de la vuelta al campo, en CTR trabajamos con esa idea y reforzar la soberanía alimentaria eso es inversamente proporcional con la concentración de las ciudades. No podemos sólo pensar en hacer huertas en el conurbano, hay que plantear en serio como hacer la vuelta al campo y crear conciencia de que hay que producir alimentos. También hay que crear las condiciones para crear esos alimentos”.

Otro campo existe y avanza en el trabajo cooperativo. Con la agroecología como modelo productivo, con la idea de una vuelta al campo de las familias hacinadas en las ciudades y por sobre todas las cosas con el eje siempre puesto en la disputa por el acceso a la tierra. Esa disputa que históricamente tan nerviosa pone a los poderes de turno.

Fuente: ANCAP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *