Declaración de la comunidad indígena de Xochicuautla

Preaudiencia del Tribunal Permanente de los Pueblos sobre Devastación Ambiental, Autonomía y Derechos de los Pueblos en el Valle de Lerma

                                                                                                                                                       PDF

Hermanos y hermanas, nos reunimos en este tiempo que empieza a nacer el maíz, que escuchamos el llamado del monte y del agua para reconocer su presencia, su solidaridad, su fuerza, su corazón, su coraje, su valentía, su entrega y sus ideales para fortalecer las luchas con todos los que aquí participamos para defender a la comunidad, la tierra y nuestro territorio.

Buscamos tocar el corazón de gente de conciencia y razón como ustedes y como nosotros y para eso nos encontramos, para compartir, con nuestra palabra sencilla, lo que ha sido nuestra lucha, quiénes somos, cómo vemos al mundo y a nuestro país, porque estamos al filo en el rescate de nuestra propia existencia como pueblos originarios y por eso hacemos un llamado a más hermanos a que luchen con nosotros. Como dicen los mayores: es claro que con estas palabras sencillas y nuestras ideas queremos llamar a quienes sean como nosotros y unirnos en todas las partes donde viven y luchan.

Nosotros somos los primeros habitantes de estas tierras, del Gran Bosque de Agua y aquí tenemos nuestras raíces, aquí vivimos y estamos resistiendo en el monte, en el valle y en las lagunas. Nuestra cultura vive con nuestras fiestas, con nuestros muertos, con nuestras ceremonias, con nuestro trabajo comunal, en nuestros lugares sagrados, en nuestra memoria y en nuestra historia.

Los gobiernos, en todos sus niveles, junto con las grandes trasnacionales, nos han mandado un mensaje claro: quieren continuar con el despojo de nuestra agua, nuestros bosques y nuestro territorio a costa de nuestra propia existencia como pueblos.

Por ello, denunciamos los agravios de los que hemos sido y somos objeto, sustentándonos con nuestra voz, con pruebas y con hechos, ya que nuestro bosque siempre ha sido una zona de recarga fundamental de agua que le ha suministrado al Valle de Toluca, al Valle de México y a sus zonas industriales por más de 60 años. A cambio de ello nos han devuelto contaminación, despojo, enfermedad, miseria, amenazas, persecución y muerte. Tenemos que decir, que si nuestras resistencias comunitarias en esta región del Valle de Matlatzinco y en sus cuencas y subcuencas son derrotadas y despreciadas se corre el riesgo de que, en un futuro no muy lejano, se colapse la Ciudad de México y con ella todo el país.

Nuestros territorios comunales y ejidales no pueden seguir siendo botín de la tala ilegal, de proyectos carreteros, de minas y basureros a cielo abierto, de depredadores  industriales, centros comerciales, inmobiliarias y fraccionadores de lujo, campos de golf o agroindustrias que lo único que nos devuelven es una grave contaminación, división comunitaria y criminalización que sirven para ocultar sus enormes ganancias y sus negocios ilícitos.

Ante esta emergencia llamamos al Tribunal Permanente de los Pueblos —tribunal ético internacional encargado de visibilizar los reclamos legítimos de las comunidades—, para que todos nuestros hermanos de todos los pueblos del mundo escuchen nuestra voz y conozcan lo que las políticas neoliberales y de libre comercio han provocado a las comunidades de esta región y de todo el país. Por ello, nos encontramos aquí y expusimos los agravios que hemos sufrido ante los miembros del comité dictaminador de expertos, pero también la dignidad con la que resistimos y defendemos nuestros derechos y los de todos.

Durante los trabajos de la Preaudiencia sobre Devastación Ambiental, Autonomía y Derechos de los Pueblos en el Valle de Lerma, los representantes de numerosas comunidades y pueblos, organizaciones sociales y movimientos, acudimos para presentar cada uno de los casos fundamentados o testimonios y denunciar la violación de nuestros derechos colectivos, pero también para exigir que se respete nuestra autonomía como pueblos y se nos haga justicia por las afectaciones que ha ocasionado esta política de Estado. Asimismo, discutimos en mesas de trabajo la importancia que tiene la defensa colectiva de nuestros territorio, autonomía, bosques y aguas, con el fin de definir estrategias comunes de defensa y organización.

A lo largo de toda la jornada hemos escuchado que en la región existen casos de extrema gravedad y urgencia que merecen toda nuestra atención y solidaridad. Tal es el caso de la persecución e injusto encarcelamiento que enfrentan nuestros hermanos matlatzincas de San Pedro Tlanixco. Asimismo, advertimos que los 13 casos y los testimonios expuestos no son la totalidad de los pueblos agraviados  en esta región.

Nosotros no olvidamos que las civilizaciones más grandes de la humanidad han desaparecido por falta de agua y de alimento propio. Nosotros nos sentimos comprometidos a dar la lucha ante el desastre ecológico, no podemos permitirnos heredar a nuestros hijos el olvido de nuestras culturas, de nuestras tradiciones, de nuestra identidad que recibimos de nuestros abuelos.

Ante esto, exigimos que se cancelen definitivamente todos los proyectos que atentan contra la vida de las comunidades, que se respete su autonomía y sus derechos, la restitución de las tierras y aguas que han sido despojadas y el castigo a los responsables de las agresiones que vivimos. Exigimos que todas nuestras autoridades políticas, territoriales y agrarias sirvan primero a las necesidades de las comunidades y no a los intereses del gobierno y las empresas. Exigimos también que, de una vez y para siempre, se respeten y apliquen en México todos los tratados internacionales firmados y ratificados por el gobierno mexicano para el respeto y la protección de los derechos de los pueblos indígenas.

Las comunidades y pueblos participantes en la preaudiencia sobre devastación ambiental, autonomía y derechos de los pueblos del Valle de Lerma, saludamos y nos solidarizamos con todas las luchas y organizaciones que nos han acompañado en los trabajos de esta Preaudiencia y todas las que se están dando en todo el país. Hemos escuchado la voz que ha surgido del sureste, de nuestros hermanos zapatistas y nos estamos organizando de acuerdo a su propuesta.

Alzamos nuestra voz, junto con otras miles, para exigir la liberación inmediata del profesor Alberto Patishtán, preso político en Chiapas, encarcelado por un crimen no cometido por él y quien —de no estar preso injustamente— estaría hoy acompañando nuestras exigencias de justicia.

Con la realización de esta Preaudiencia, en la que intervenimos pueblos hablantes de las cinco lenguas originarias de esta región (otomí, mazahua, náhuatl, matlatzinca y tlahuica) estamos demostrando al gobierno, a las empresas y a nosotros mismos que con nuestro trabajo comunitario podemos recuperar, además de nuestra unidad, la fortaleza para enfrentar cualquier tipo de agresión y retomar el camino de la autonomía.

Queremos expresar nuestro reconocimiento a los integrantes del Comité Dictaminador de Expertos de esta Preaudiencia, conformado por Luisa Paré, EckartBoege, Germán Sánchez Daza, José Grijalva y Edgar Gómez Jaimes por su sensibilidad y trabajo comprometido para con los pueblos en resistencia. Igualmente, de manera respetuosa, les pedimos que continúen el trabajo hecho en estos días, difundiendo, a donde vayan, nuestras experiencias vertidas en la Preaudiencia.

A nuestros hermanos de todo el Valle de Lerma y todas sus regiones los llamamos a continuar con la defensa de las tierras comunales y ejidales y no venderlas, a fortalecer nuestras asambleas y nuestros trabajos comunitarios, a vigilar que nuestras autoridades agrarias no se vendan ni traicionen a su comunidad, a mantener viva la agricultura soberana de los pueblos, a no dividirnos y superar las divisiones, a proteger nuestros bosques y nuestras aguas como el bien sagrado que son y, finalmente, a mantener nuestra cultura y autonomía.

Agradecemos la participación y el compromiso en la lucha de todos los que asistimos a esta Preaudiencia. Los convocamos a no rendirnos. No estamos solos.

Dado el 21 de abril de 2013 en el territorio de la comunidad indígena
de San Francisco Xochicuautla, Lerma, Estado de México

¡Viva la autonomía y la libre determinación de los pueblos!

Atentamente

Del municipio de Lerma: San Francisco Xochicuautla, San Lorenzo Huitzizilapan, Santa María Tlalmimilolpan, La Concepción Xochicuautla, San Mateo Atarasquillo, Cañada de Alférez, San Pedro Tultepec, Santa María Atarasquillo, San Miguel Ameyalco. Del municipio de Huixquilucan: Santa Cruz Ayotuxco y Magdalena Chichicaspa; Comunidad Agraria de Xalatlaco; Comuneros de Texcalyacac; Comuneros de San Juan Atzingo, Ocuilan; Comuneros de San Pedro Atlapulco; Comunidad Almoloya del Río, Almoloya del Río; Comunidad Indígena de San Francisco Magú; Comuneros de Otzolotepec; Ejido de San Pedro Tlanixco; Comuneros de San Nicolás Totolapan, Magdalena Contreras, DF; Comuneros de Raíces, Zinacantepec; Mujeres de Huitzizilapan;Municipio Autónomo de Copala, Oaxaca; Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, San Salvador Atenco; Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra; Consejo Indígena del Trueque, Santiago Tianguistenco; Coordinadora Comunitaria de Pueblos de Xonacatlán, Otzolotepec y Temoaya; Coordinadora de Pueblos y Organizaciones del Oriente del Estado de México en Defensa de la Tierra, el Agua y su Cultura; Frente de Pueblos en Defensa del Agua y la Tierra de Temascalapa, Estado de México; Estudiantes de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH); Estudiantes de la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México (Yosoymásde131) y UIA-Puebla; Estudiantes de la Universidad Autónoma Metropolitana; Estudiantes de la Facultad de Economía,UNAM; Estudiantes de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM); Estudiantes y Académicos del Posgrado en Urbanismo de la UNAM; Centro de Estudios para el Desarrollo Rural de Puebla; Colectivo Fundación RET; Colectivo de Medios Libres Hijos de la Tierra;  Yosoy132-Valle de Toluca; Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua, Región Malinche; Colectivo Humanizando el Derecho; Unión General de Trabajadores de México; Unión de Juristas de México; Unión Popular Emiliano Zapata, Querétaro; Central de Organizaciones Campesinas y Populares; Asamblea Nacional de Afectados Ambientales (ANAA); Colectivo de Abogados en apoyo a la ANAA; UPREZ-Hidalgo; UPREZ-Lerma; UPREZ-Tultitlán (Predio Lomas del Parque); UPREZ-DF; Unión Jóvenes ante la Emergencia y el Desastre Nacional; COMALAC, Lerma; Colectivo de Autonomía en los Barrios, DF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *