La resistencia viva a los monocultivos

Los monocultivos para producción de comoditties agrícolas son un ejemplo claro de cuál es la función y el valor que el agronegocio le asigna al bien común tierra. La generación de lucro es el interés primordial de este modelo que se contrapone a la defensa de la biodiversidad, a la salud de las poblaciones rurales e indígenas, y al derecho a la Soberanía Alimentaria de los países en donde se desarrollan.

El irrespeto y atropello a los derechos de las comunidades rurales e indígenas lejos de ser una característica ocasional de los monocultivos parece ser un elemento fundamental para el desarrollo de este modelo de generación de ganancias.

Desde la utilización de agrotóxicos (indisociables del modelo), hasta el empleo de matones o seguridad privada para desplazar a las comunidades con gran violencia, el modelo de monocultivos avanza despojando territorios para grandes empresarios.

A ello se le viene plantando, al decir de Miriam Miranda (Dirigenta de la Organización Fraternal Negra Hondureña), una resistencia viva, mediante la cual las comunidades se mantienen o reocupan sus territorios desarrollando sus diversos cultivos y su vida allí, que desde luego no está exenta de amenazas y riesgos.

Algunos de estos puntos son abordados en este corto.

Fuente: Radio Mundo Real

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *