N° 69

Julio 2011

Descargar en  PDF

Se comienza a impulsar la aceptación de convenios promotores de “derechos de propiedad intelectual” de las semillas como el UPOV 91, en zonas sensibles de América Latina como Chile. Este ataque a las semillas ancestrales pretende desmantelar todo el quehacer campesino junto con sus saberes ancestrales, con el fin de erradicar la producción independiente de comida.

Tal proceso privatizador de las semillas, va aparejado del acaparamiento de tierras a nivel mundial con esquemas justificativos para blanquearle la cara de los despojos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *