Irrumpe grupo armado en casa del líder nahua Gaudencio Mancilla Roblada

Revista Tukari
Ramón Michelle Pérez
19 de junio de 2013                                                                                                                            PDF                           

      El lunes 17 de junio alrededor de las 7 de la tarde antes de que el sol cayera en las montañas de la sierra de Manantlán, entro un grupo armado a la casa de Gaudencio Mancilla Roblada, portando pistolas y dejando las armas largas en la camioneta.

  Jaime Hernández Lamas asesor del Consejo de Mayores Nahuas de Ayotitlán describe cómo sucedieron las cosas “Desde la comunidad de Lagunillas entraron dos camionetas escoltadas por la policía del municipio, una de ellas subió a la casa de Gaudencio; mientras que desde arriba divisan que una nube de polvo ascendía por la Guayaba, entonces Gaudencio decidió internarse al monte por su propia seguridad”.

 Llegaron preguntando por él y se identificaron como un grupo de seguridad de las empresas mineras de la región, mencionando que querían hablar con Gaudencio acerca del tema de la mina y hacer de su conocimiento que hablaron con el tesorero del ejido para que repartieran el dinero que recibió; y sin abundar en mayores detalles se retiraron”. Detalló Jaime Hernández.

 En opinión del también responsable de la región sur de la Unidad de Apoyo a las Comunidades Indígenas este hecho es preocupante porque “así es como operaron los grupos armados la noche en que se llevaron a Celedonio  Monroy Prudencio el cual desde el 23 de octubre del 2012 hasta el día de hoy no se tiene conocimiento de su paradero”.

 Gaudencio Mancilla Roblada es el representante legal del Consejo de Mayores Nahuas de Ayotitlán, principal líder indígena defensor de los recursos naturales de su tierra y primera voz en la exigencia de que se esclarezcan los asesinatos de los representantes comunes del Consejo: El Sr. Aristeo Flores en Rancho Viejo, Sr. Nazario Aldama Villa en Guayabillas y la desaparición forzada de Celedonio Monroy Prudencio de la Loma Colorada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.